América Latina requiere infraestructura tecnológica

América Latina requiere infraestructura tecnológica

Aunque Latinoamérica tiene un potencial económico enorme, debe realizar cambios estructurales para aprovechar las oportunidades que han dejado a su paso países industrializados en crisis; debe también olvidarse de planes cortoplacistas y tener una visión estratégica para los próximos 20 años.

Asimismo, los países de la región tendrán que esforzarse en invertir en infraestructura, pero no sólo en la “tradicional”, sino también en materia de Tecnologías de la Información.

El presidente de inversiones de Citi Wealth Management para América Latina, Renato Grandmont, indicó que las inversiones en infraestructura que se requerirán en la región serán enormes, y no sólo en vías carreteras, aeropuertos, hospitales y escuelas, sino también en redes móviles y transferencia de datos, por ejemplo.

Steven Puig, vicepresidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), indicó que para crecer será fundamental ampliar el ancho de banda en diferentes países latinoamericanos; ello permitiría, dijo, lograr un mayor acceso a los servicios financieros y contrarrestar la baja bancarización que existe.

Durante el panel denominado Economía y Finanzas Internacionales visión a 20 años, dentro de la XXIII Asamblea Plenaria del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL) que se desarrolla en este lugar, el ejecutivo expuso que hoy en día existe un gran déficit de inversión e infraestructura en la región -exceptuando a México-, con un promedio del 2 por ciento del PIB.

Dijo que lo ideal será incrementar esta inversión a un promedio del 6 por ciento del PIB, y que será urgente facilitar el acceso a los fondos de pensiones.

Integración de bolsas

Por otro lado, Steven Puig vislumbró que en los siguientes 20 años continuarán las fusiones entre las bolsas de valores de los países latinoamericanos, incluido México.

Expresó que se han dado los primeros pasos con la integración de las bolsas de valores de Colombia y Chile, y anticipó que se continuará consolidando este proceso con el tiempo.

El ejecutivo explicó que la integración consiste en que si una firma cotiza en la bolsa de Colombia, por ejemplo, y realiza una emisión, inversionistas de otros países como Chile y Perú podrían participar en ella, sin restricciones.

Consideró que la Bolsa Mexicana de Valores podría integrase a su símil de otro país, sin que necesariamente se trate de mercados financieros o economías similares, sino que exista voluntad para ampliar el acceso. Actualmente, el Mercado de Derivados (Mexder) México se ha integrado de esa manera con la bolsa de Chicago.

Dijo que el potencial de una integración para México abriría a las empresas a un mercado más amplio, y al hacerlo se incrementarían las emisiones, y posiblemente la demanda de potenciales inversionistas con el tiempo. Sin embargo, señaló que la democratización de las empresas no sucedería de la noche a la mañana.

Fuente: El Financiero