Inversión mexicana en el exterior, histórica

Inversión mexicana en el exterior, histórica

La inversión de empresas mexicanas en el exterior alcanzó un monto histórico entre enero y septiembre de este año, y por primera vez superó la entrada de recursos por inversión extranjera directa.

Su monto ascendió a 16 mil 374 millones de dólares, 64 por ciento más que el reportado en el mismo periodo del año anterior, de acuerdo con los registros del Banco de México.

Esta cifra fue 26 por ciento mayor a los ingresos que se registraron por concepto de inversiones de empresas extranjeras, que sumaron 13 mil 45 millones de dólares. Esta cifra fue la más baja para un periodo similar en nueve años.

También la inversión de cartera reportó un nivel máximo, con 57 mil 486 mil millones de dólares, 71 por ciento más que en 2011. En su reporte de balanza de pagos, el banco central atribuyó la entrada de recursos financieros del exterior a la búsqueda de rendimientos por parte de los inversionistas extranjeros, los cuales enfrentan un entorno de laxitud monetaria en los países avanzados.

“Adicionalmente, la fortaleza del marco macroeconómico del país en relación con el de otras economías fue otro factor que ha apoyado la canalización de recursos del exterior a la adquisición de instrumentos financieros internos, particularmente títulos de deuda gubernamental de mediano y largo plazos”, apuntó la autoridad monetaria en su reporte.

Las bajas tasas de interés en las economías desarrolladas, las cuales se encuentran en niveles mínimos históricos, ha propiciado un ajuste en los portafolios de inversión, lo que resultó en mayores flujos de capital hacia los mercados emergentes, entre ellos México, por el nivel atractivo en las tasas.

La mayor parte de esos flujos fueron hacia el sector público, con 43 mil 574 millones de dólares, de los cuales 33 mil 655 millones fueron canalizados a instrumentos del mercado de dinero y nueve mil 919 millones provinieron de valores emitidos en el exterior.

El sector privado captó 13 mil 912 millones de dólares, con una entrada de cuatro mil millones a los mercados accionario y de dinero, y nueve mil 909 millones por emisiones en el extranjero.

Por otra parte, se observó una salida de siete mil 278 millones de dólares de residentes en el país hacia bancos en el exterior. Se registró además una salida sin precedente por 12 mil millones de dólares por canales no financieros, reportados en el renglón de errores y omisiones.

Menor déficit

La cuenta corriente de la balanza de pagos arrojó un déficit por dos mil 584 millones de dólares al tercer trimestre, lo que implicó una reducción de 61 por ciento respecto a la cifra de igual periodo de 2011.

Este déficit se derivó de un resultado negativo en la balanza de bienes y servicios por siete mil 154 millones de dólares, un déficit por 12 mil 831 millones en la balanza de renta y un superávit en la balanza de transferencias por 17 mil 401 millones.

Como proporción del PIB, el déficit en la cuenta corriente fue equivalente a 0.3 por ciento, entre enero y septiembre. Esta cifra fue inferior a 0.8 por ciento que se registró en el mismo periodo de 2011. Para Samuel Moreno, economista de Invex, el resultado pone de manifiesto la solvencia de la economía local en el financiamiento externo.

En un informe, destacó que además las reservas internacionales siguen en expansión y el atractivo de los instrumentos locales en el exterior no ha disminuido a pesar del nerviosismo global.

Fuente: El Financiero.