La economía que entrega Felipe Calderón Hinojosa a Enrique Peña Nieto

La economía que entrega Felipe Calderón Hinojosa a Enrique Peña Nieto

En 2012, un presidente panista entrega a un priista un país con un crecimiento menor a 4 por ciento. Los panistas recibieron el país en 2000 con un crecimiento de 6.6 por ciento.

En este dato se basan algunos analistas para afirmar que el PAN entregará una peor economía a la que recibió. En 2000, Estados Unidos, principal motor de la economía mexicana, creció cerca de 4 por ciento; mientras que en 2012 apenas rebasará 2 por ciento, y según Standard & Poor’s, al país que más afectan los bajos crecimientos de EU es a México.

Pero a pesar de la recesión de 2009, considerada la más profunda en los últimos 80 años, el nuevo presidente, Enrique Peña Nieto, recibirá una economía en crecimiento, generando empleos y con un porcentaje menor de pobres.

Hay indicadores que muestran que los gobiernos de los dos últimos sexenios entregarán una economía mejor a la que recibieron.

La inflación en 2000 fue de 8.9 por ciento, en 2012 será de aproximadamente 4.2, la mitad. En 2000, la tasa de interés promedio a las pequeñas empresas era de 18 por ciento actualmente, según datos de Nafin, menores a 5 por ciento. El promedio de la tasa de crédito hipotecario en 2000 era de 18 por ciento, actualmente de alrededor de 12 por ciento.

Las tasas de tarjeta de crédito, que en 2000 promediaban 43 por ciento, andan por 24 por ciento en 2012. La deuda externa se redujo un poco en relación con el PIB, de 12 a 11 por ciento.

Las reservas internacionales se incrementaron de 33.5 mil millones de dólares a más de 162 mil millones, crecieron cinco veces.

Las exportaciones totales, que en 2000 fueron de 166 mil millones de dólares, se calculan en 370 mil millones en 2012, más del doble. En 2000 se crearon 545 mil empleos, en 2012, a pesar de la recesión mundial, 865 mil.

De 2000 a 2010, el número de pobres se redujo de 50 a 45 por ciento y la clase media aumentó de 43 a 48 por ciento; por primera vez en México hay más clase media que pobres, los ricos se mantuvieron en 7 por ciento.

México cuenta con uno de los sistemas financieros más sólidos del mundo y un crecimiento, aunque bajo, más alto que el de todos los países europeos, Estados Unidos y Brasil, a pesar de que en los dos últimos sexenios el Congreso no aprobó las reformas estructurales, necesarias para lograr un mayor crecimiento y más empleos.

Fuente: El Financiero